¿Cómo hacer Veladuras? Guía Sencilla

veladuras con pintura acrílica

Las veladuras son una de las técnicas más sencillas que podemos aplicar a la hora de pintar, pueden ser utilizadas en lienzos, las paredes de tu hogar y lo que nos compete, para miniaturas y maquetas. Una veladura es uno de los tipos de acabados más conocidos que aporta un cambio al resultado final que oscurece o cambia el matiz del tono principal.

Algunas preguntas y respuestas sencillas:

¿Qué es una veladura?

Es una técnica de acabado sencilla que consiste en aplicar sobre una superficie ya pintada una capa de pintura muy diluida. La pintura puede ser del mismo color, tonos similares o diferentes e incluso un color diferente. Esto debes hacerlo con el fin de oscurecer o cambiar el color original.

Realizar una veladura solo es aplicar capas delgadas de pintura diluida con el fin de transparentar la capa inferior y suavizar su tono al mezclarlo con el de la veladura.

Puedes aplicarla con pinturas al óleo sobre capas de acrílico, pero nunca debes hacerlo al revés. La pintura de la veladura debe estar muy bien diluida, esto puedes lograrlo con agua si utilizas temperas, acrílicos o gouache o con médiums si empleas óleo. Es importante recordar que el óleo no debe ser diluido con aceite de linaza, al menos no para aplicar veladuras, ya que afecta el color y puede mezclarse con otras zonas a las cuales no deseabas incluir en el efecto.

¿Con qué fin realizamos una veladura en una maqueta o miniatura?

Una veladura deja pasar la luz para que esta se refleje sobre la pintura base, con ello incrementa la luminosidad del resultado final. Con una veladura podemos combinar dos colores diferentes, el de la veladura y el de la capa de abajo, esto nos da un tono diferente al original y muy atractivo.

En el caso de pinturas al óleo, maquetas y miniaturas las veladuras solo se aplican a zonas muy específicas para iluminarlas, rectificar algunos tonos, intensificar luces y sombras y oscurecer. Puedes probar a diluir más o menos una veladura o bien, aplicar pinturas opacas sobre una veladura para aportarle mayor brillo, u oscurecerla.

Con una veladura puedes pintar sombras realistas en tus miniaturas y enriquecer su acabado. Si quieres conocer todos los tonos y acabados que puedes lograr con una veladura, puedes practicar con una hoja de cartulina blanca, dibuja trazos de diferentes colores y luego prepara una veladura (o varias, con los colores que desees), espera a que los trazos sequen y aplícala. Cuando ambas se encuentren secas conocerás con exactitud los diferentes acabados que puedes lograr.

Si quieres utilizar óleo para una veladura debes tener presente que necesitas de un médium para diluirlo. En este caso los mejores son:

Resinas

Son comunes el barniz de aceite y copal, deben utilizarse solos y sin mezclar con otros disolventes. No es un médium muy duradero. Otra resina es el barniz de almáciga, es uno de los mejores, da excelentes resultados y al secar nos brinda un acabado resistente, tienes que mezclarlo con aceite para utilizarlo.

Otros médiums de resina son el barniz de dammar, utilizado con aceite, ideal si quieres un toque brillante a tu acabado. Si quieres un acabado más opaco, el médium de maroger es tu mejor opción.

Barniz

El barniz holandés es uno de los más vendidos y útiles para preparar veladuras, si quieres elaborar buenas veladuras, esta es tu mejor opción.

Para aplicar una veladura solo tienes que pintar una superficie, debes esperar a que seque y luego aplicar sobre ella un segundo color muy diluido. Antes de hacerlo debes probar sobre otra superficie, solo así conocerás el acabado que dará al final. El efecto de dos capas de las veladuras es muy atractivo y original.

En el caso de realizar las veladuras sobre un lienzo, debes colocarlo sobre una superficie horizontal para evitar que la pintura se escurra.

Para aplicar una veladura necesitas pinceles de marta o cerda, un retazo de tela, los dedos o una brocha de afeitar muy suave.

Para pintar veladuras solo tienes que diluir la pintura. Inicia una capa de base oscura en la miniatura, espera a que seque (si utilizas oleo deberás esperar hasta 10 días, las pinturas acrílicas tardan menos tiempo) y será el momento de aplicar la veladura.

Elige colores claros y dilúyelos. Moja el pincel y dibuja líneas sobre un cartón o folio hasta que obtengas una línea semitransparente, cuando esto ocurra, podrás aplicar la pintura. Debes pasar el pincel desde la zona más oscura hasta llegar a la más clara.

Ten presente que cada vez que diluyas o cambies a un color más claro tienes que hacer una pasada lejos de la zona más oscura que hayas pintado, de esta forma podrás crear un degradado. 

Recuerda que debes aplicar una capa y esperar a que seque antes de aplicar una siguiente. Probablemente no notes cambios en tu miniatura, pero con paciencia y muchas capas notarás el resultado.

Como debes esperar a que las capas sequen, lo más recomendable es pintar varias miniaturas a la vez. De esta forma ahorrarás tiempo y pintura.

Tipos de Veladuras

Veladuras metálicas

Si tu miniatura o maqueta tiene piezas metálicas y quieres resaltarlas con veladuras no metálicas, tu mejor opción es crear un efecto de sombras. Solo debes aplicar el efecto en las zonas donde el metal refleja la luz.

Veladuras paso a paso con temperas o gouaches

Los gouaches son excelentes para elaborar veladuras, pues se diluyen muy fácilmente con agua y secan rápido. El acabado mate de este tipo de pinturas brinda un aspecto aterciopelado a la superficie. Para hacer veladuras con gouaches necesitas seguir los siguientes pasos:

  • Toma una hoja en blanco y agua.
  • Humedece el pincel en el agua y toma un poco de pintura.
  • Mezcla en una paleta de plástico.
  • Prueba el tono en el papel. Ve ajustando la cantidad de agua según necesites. Puedes cambiar el tono con más agua o mayor cantidad de pintura. También puedes cambiar el color mezclando otros colores diluidos.
  • Aplica la veladura en el lugar deseado. Las capas no deben ser gruesas, de lo contrario, al secarse podrían agrietarse.
  • Al finalizar, aplica una capa de barniz para proteger la pintura. 

Veladuras con acrílico

El acrílico es el tipo de pintura más utilizada en maquetas, miniaturas y dioramas. Si quieres empezar en este mundo debes aprender a hacer veladuras para dotarlas de acabados únicos. Para realizar este tipo de acabados con pintura acrílico solo tienes que seguir estos consejos:

La pintura acrílica es muy flexible, puedes mezclarla con agua y obtener un gouache o mezclarla con aceites y obtener pintura al óleo de secado rápido. Con esto podrás crear veladuras gruesas y finas.

Las veladuras diluidas son ideales para fondos, puede ser aplicada con pinceles.

Diluye la pintura en agua o en aceite hasta obtener un líquido muy fluido y transparente. Prueba el tono en una hoja blanca, cuando tengas el adecuado, aplica sobre la superficie a pintar.

¿Cuáles son los mejores colores para veladuras?

Los colores a utilizar deben ser transparentes, debes comprobar bien la opacidad del color elegido.

Mientras más opaco, menos luz dejará pasar si lo empleas en una veladura, este tipo de colores necesitan ser diluidos en mayor grado que aquellos menos opacos.

Consejos para realizar veladuras

  • Es muy importante utilizar un pincel de muy buena calidad, con cerdas no sintéticas. Las cerdas naturales cargan mejor la pintura y la depositan con naturalidad, suavidad y sutilidad en las superficies.
  • Debes realizar la mezcla de pintura y agua con un pincel diferente al que utilizas para pintar. Ya que lo utilizarás para cargar la pintura y el agua, mezclar, disolver y homogeneizar la mezcla, esto deteriora el pincel. Para esta tarea es recomendable utilizar uno sintético. 
  • Carga el pincel con la pintura de veladura, colócalo sobre una toalla absorbente de cocina para dejar que el agua se vaya por capilaridad. Debe ser papel de cocina y no papel higiénico, este desprende hilos de fibras que quedarán depositados en la miniatura y dañarán el acabado. También puedes usar una toalla.
  • Una vez descargado el pincel, debes aplicarlo sobre la superficie, siempre siguiendo la misma dirección.
  • Si no te convence el resultado, o has tomado demasiada pintura o agua, puedes lavar la zona con un pincel limpio humedecido con agua. Retira con rapidez la veladura antes que seque.
  • Al utilizar tan poca pintura debes realizar varias pasadas. Las veladuras secan en poco tiempo, así que esto no será problema.
  • Utiliza un foco potente para observar cómo va quedando el acabado.
  • Para conservar la pintura diluida debes almacenarla en envases limpios con cierre hermético.
  • Si la pintura está muy diluida puedes aplicarla con atomizadores, de esa forma el pigmento será expulsado a través de la boquilla.
  • Si utilizas médium, ten presente que para elaborar veladuras necesitas de 90% de médium y un 10% de pintura. Si lo quieres más diluido, utiliza más médium.
  • El tono a utilizar debe ser neutro en comparación a los colores base. Por ejemplo, si el tono en rojo o púrpura, un tono rojo apagado y poco llamativo será perfecto para la veladura.
  • Las veladuras se aplican sobre las zonas de sombras, pero con una gran extensión, es decir, debes ocupar más superficie de las que ocupaban las sombras con anterioridad. Esto permite enlazar las sombras y dar un acabado más natural.
  • Las veladuras van desde el color más claro para la iluminación a los tonos más oscuros para las sombras.
  • Si quieres destacar alguna zona, debes utilizar mayor cantidad de pintura, es decir, la veladura debe ser un poco más densa. Esta técnica es ideal para marcar zonas pequeñas, por ejemplo, para marcar los músculos de alguna miniatura.
  • En zonas con sombras es mejor utilizar una veladura con colores muy oscuros.
  • Al finalizar, aplica una veladura general para toda la superficie, esto permitirá homogeneizar el resultado.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contenidos
Más que podría interesarte

Más como esto

No se ha encontrado ningún schema.