¿Cómo montar maquetas?

taller de modelismo

Si quieres iniciarte en el montaje de maquetas no debes perderte este post. El montaje de maquetas es una de las mejores actividades en las cuales puedes invertir tu tiempo. Debes tener presente una serie de consejos para que el acabado sea el mejor y es que el secreto para tener una maqueta perfecta no es el proceso de pintado, sino un montaje limpio y eficiente.

El principal consejo a la hora de montar maquetas es ser pulcro, tanto en el proceso de corte como en el proceso de pegado de las mismas.

¿Cómo empezar con el montaje de la maqueta?

Empieza por abrir la caja del modelo y revisa la lista de piezas. Comprueba que tengas todo completo, si falta alguna pieza, siempre puedes consultar con el vendedor. 

El montaje debe empezar por cortar las piezas indicadas según el orden expresado en las instrucciones. Corta cada pieza con ayuda de unos alicates de corte pequeños lejos de la pieza. Luego procede a cortar el sobrante unido a la pieza de la maqueta. No cortes nunca al ras porque puedes dañar la pieza.

Procede a cortar el plástico sobrante con ayuda de una cuchilla. Haz tantas padas como sean necesarias para que la pieza quede perfecta.

Repasa con lija y limas el punto donde la maqueta estaba unida al marco para dejarla lisa y perfecta. Esto evitará los problemas de encaje.

Un gran problema son las líneas de molde, estas pueden dañar por completo el acabado de tu maqueta. Elimina la línea con lija o raspando con el filo del cuchillo. En este punto también debes buscar agujeros en la superficie de la maqueta, aprovecha para rellenarlos con masilla.

Las piezas pequeñas por lo general, vienen sobredimensionadas y son delicadas. Pueden romperse en el proceso de separación del marco. En este caso, puedes rehacerlas tú mismo, esto dependerá de tu creatividad y tus habilidades.

Las maquetas perfectas no existen, así que revisa cuidadosamente cada pieza para detectar fallas en el diseño y áreas a reforzar, esto evitará problemas cuando tu maqueta esté lista.

Consejos iniciales para iniciarse en el modelismo

Si planeas iniciarte en el mundo del modelismo no te pierdas estos interesantes consejos para evitar problemas y complicaciones comunes:

Empieza por maquetas para principiantes

Las maquetas para principiantes tienen pocas piezas, así que debes empezar por ellas. Son fáciles de pintar y cuentan con pocos detalles, por lo que es fácil que obtengas un gran resultado.

Herramientas de modelismo para principiantes

Si eres un principiante tienes dos opciones, puedes comprar un kit de herramientas profesionales con aerógrafos, taladros, pinzas y otros implementos de precisión o bien, puedes comprar un kit de herramientas básicas al que puedes sumar otros implementos y piezas que necesites para futuras maquetas más complejas.

Un kit para un principiante de maquetas debe incluir:

  • Tapete de trabajo o de corte (o una tabla de corte para no dañar la mesa)
  • Pegamento de cianocrilato, puede ser SuperGlue.
  • Pegamento de modelismo.
  • Alicates de corte fino o pequeño.
  • Papel de lija con distintos tamaños de grano.
  • Cutter o juego de cuchillas de modelismo.
  • Pinzas de precisión.
  • Pinzas de sujeción, si no tienes, las pinzas de ropa funcionan muy bien.
  • Masilla.
  • Cinta de pintor o de enmascarar.
  • Pinceles de distintos tamaños.
  • Palillos de dientes.
  • Bolsas con cremalleras.
  • Gomas elásticas.
  • Papel de aluminio.
  • Tapas plásticas.
  • Tijeras de diferentes tamaños.
  • Papel de cocina o pañuelos de papel.

Muchas de estas herramientas las tienes en casa y otras puedes comprarlas en kits para principiantes. Si tienes algo de dinero extra, puedes comprar algunas herramientas extras, en especial si quieres dedicarle tu tiempo libre al modelismo.

También necesitarás:

Disolventes: debe ser el recomendado por la marca de pintura que elijas. Es necesario para limpiar los pinceles y preparar la pintura tanto para el aerógrafo como para los pinceles.

Lupas con luz: puedes comprar una con soporte o gafas de aumento. Son ideales para trabajar en maquetas con escalas pequeñas. La luz intensa te permitirá evaluar cada detalle que escapa a tu visa.

Juego aerográfico con compresor: si no quieres pintar con pincel, este es tu mejor aliado. Puedes comprar un kit que incluya aerógrafo, manguera y compresor.

Mini amoladoras: son muy útiles para trabajar diferentes maquetas de madera, o para eliminar las rebabas de plástico de algunas maquetas.

Herramienta multifunción: puedes comprar una para no comprar taladros y amoladoras. Esta herramienta solo necesita un cambio de cabezal para permitirte cortar, fresar, lijar y grabar líneas.

Reglas y calibres: permiten medir, dibujar líneas y trazar. Son perfectas para cortar piezas, recuerda que antes de realizar algún corte debes medir y comprobar dos veces.

Bisturí: es necesaria para realizar cortes de precisión, ideal para cortes finos y sencillos.

Sierra de mano: su hoja metálica te permitirá cortar con eficiencia madera, metal y plástico.

Set de brocas y fresas: son necesarias para la herramienta multifunción, para el taladro o la amoladora.

Abrazaderas: son útiles para fijar piezas mientras seca el pegamento o mientras las pintas.

Bastoncillos de algodón de buena calidad: son muy útiles, perfectos para aplicar finas capas de pegamento o para limpiar manchas de pintura.

Lápices de plomo: son recomendados para marcar líneas y puntos de corte y pintura. Si te dedicarás a maquetas militares los necesitarás para el camuflaje.

Limas: las limas permiten retirar rebabas resistentes e incluso, cortar piezas, perfilar y mejorar el acabado de tu maqueta. No tienes que comprar limas muy costosas, basta con una lima de pedicura y manicura.

Pequeño martillo: son recomendados para colocar piezas de pequeño tamaño o para el modelismo de casas, edificios o barcos de madera.

Trapos viejos: empieza a coleccionar trapos viejos que no dejen fibras para limpiar los derrames de pintura, pegamento y cualquier otro líquido.

Pinturas de modelismo

Esto dependerá de tu experiencia o de los consejos de tus amigos modelistas de confianza. Una vez que tengas experiencia puedes elegir tu marca favorita, ya sea por los tonos, el brillo, los colores disponibles y más.

Existen cuatro marcas de referencia: Tamiya y Gunze, que son pinturas acrílicas, ideales para modelismo; y Humbrol y Revell, que son pinturas de esmalte, mucho más brillantes. Las pinturas acrílicas son mejores para el principiante, pues son fáciles de aplicar y manejar con el pincel.

No tienes que preocuparte por el dinero, las pinturas acrílicas son muy baratas y rinden mucho. Si compras pinturas extras, tendrás para tus futuras maquetas o para practicar las diferentes técnicas y efectos que puedes lograr con un aerógrafo o un pincel.

Maquetas de principiantes

Existen muchos tipos de maquetas para principiantes, así como estilos a la hora de coleccionar. Antes de empezar con el modelismo es necesario que elijas los tipos de vehículos que deseas armar.

Esto no quiere decir que debas limitarte, pero es necesario empezar con un tipo para afinar tus habilidades y experiencia antes de animarte a probar con toda la variedad que existe en el mercado. Además, las maquetas suelen organizarse en colecciones que van por estilo, año y modelo.

Entre los diferentes tipos de maquetas que puedes elegir tenemos:

Modelismo militar

Si amas los juegos de guerra, esta puede ser tu opción. Existen maquetas específicas para juegos. Si solo quieres maquetas de guerra para coleccionar, en el mercado encontrarás una gran variedad con muchos más detalles y variedad que los modelos para juegos. 

Las representaciones de estos vehículos son históricas, existen imágenes y referentes que puedes seguir para realizar el proceso de pintado y de construcción de su respectiva peana. Antes de armar la maqueta debes informarte con libros y artículos de historia militar para familiarizarte con su historia y lograr una reproducción fiel.

En el modelismo militar encontrarás:

  • Tanques.
  • Aviones.
  • Submarinos.
  • Vehículos de combate.

Modelismo civil

En este encontrarás automóviles, barcos y cualquier vehículo icónico en la historia de la humanidad o de una empresa en especial. En este caso también cuentas con un referente que puedes seguir para pintar y armar tu maqueta. 

Aeromodelismo

Si quieres iniciarte en el modelismo de aviones puedes encontrar dos caminos, el militar y el civil. Puedes encontrar maquetas de aviones militares de todo tipo o bien, maquetas de aviones de uso comercial.

También encontrarás una opción interesante: maquetas estáticas y maquetas dinámicas. Las primeras se presentan en una estantería, las segundas tienen un motor y servos para que puedas volarlas. Ten presente que si eliges este tipo de modelismo es importante seguir algún club, pues para tus primeras maquetas necesitarás de ayuda, en especial para la electrónica, motor y manejo del vuelo.

El primer avión que debes construir debe ser de entrenamiento o «trainer». Son aviones con mayor estabilidad porque son de ala alta, es decir, alas por encima de la cabina. Estas alas recuperan su estabilidad de manera automática. También debes elegir si quieres un avión que debas montar desde 0 o elegir uno RTF o (Ready to Fly) en estos modelos solo debes realizar un pequeño montaje.

Pues teniendo en cuenta lo que hemos dicho anteriormente de escoger una aeronave de entrenamiento, los hay de dos tipos: los que hay que montar desde 0 y los que ya están listos para volar o RTF, a los que solo hay que montarles un par de piezas.

Si quieres montarlo desde cero necesitarás de un motor de buena calidad, un equipo de emisión de radio-control para poder manejar el avión, las más recomendables son las de cuatro canales, permitirán controlar el motor, alerones, estabilizador y timón de dirección. Necesitarás de alerones para aprender a volar correctamente y disfrutar de todas las posibilidades que ofrece esta rama del modelismo.

Como principiante no te olvides de comprar un tren de aterrizaje de triciclo, es más fácil aterrizar y despegar con uno.

Modelismo Naval

Si deseas iniciarte en el modelismo naval también deberás elegir si quieres modelos para exponer o para navegar.

Para este tipo de modelismo necesitarás una mesa de trabajo grande, de unos 2m x 80cm x 80cm es suficiente. Debes contar con tapete de corte, buena iluminación y una lupa potente.

Para construir maquetas de barcos necesitas de herramientas especiales para modelismo naval como un plegalistones eléctrico, un soporte para casco, un lijador de contorno, un gramil y un clavador de puntillas. Si vas a comprar modelos de principiantes, solo necesitarás de las herramientas básicas recomendadas antes.

Modelismo ferroviario

El modelismo ferroviario es el que más trabajo requiere, porque debes construir escenografías para hacer rodar tus trenes y presentarlos. 

Necesitas conocer muy bien las escalas y elegir muy bien cuál prefieres, pues esto te permitirá construir la escenografía del tamaño adecuado. Esto quiere decir que la escala que elijas será con la que continuarás, esto te permitirá reutilizar la escenografía y las vías.

Esto no solo afecta a las escalas, sino a las galgas, que son el ancho de las vías. Elige muy bien las galgas de tus trenes, en Europa las más utilizadas son la Escala N y la Escala H0.

También debes elegir muy bien la fuente de alimentación. Existen dos tipos, uno a corriente continua para vías con dos raíles (un positivo y un negativo) y el otro a corriente alterna, estos funcionan para vías que tienen 3 raíles (dos negativos y un positivo central). Los modelos más comunes son los de dos raíles.

También puedes encontrar vías con balasto, el soporte de las vías, o sin balasto. Las primeras son fáciles de montar, pero poco realistas. Las segundas son mucho más realistas.

Para empezar con el modelismo ferroviario, debes comprar un kit de iniciación. Estos incluyen todo lo que necesitas para disfrutar de este pasatiempo, luego podrás ampliarlo con piezas nuevas.

Modelismo de automóviles

Es el más común. En este caso puedes coleccionar por marca, modelos, año de producción o escala. Son sencillos de montar y los resultados son satisfactorios. Para empezar, solo necesitas reunir las herramientas e implementos necesarios y adquirir modelos para principiantes.

Otras maquetas a las cuales puedes dedicar tu tiempo son:

  • Nave espacial o cohetes.
  • Dioramas (representaciones de escenas completas)
  • Castillos.
  • Iglesias o catedrales.
  • Arquitectura romana.
  • Trenes.
  • Faros.

Habilidades útiles para empezar en el modelismo

Estas habilidades no son imprescindibles, si consideras que no las tienes, estas parecerán a medida que practiques el modelismo:

  • Deben gustarte las manualidades.
  • Debes tener buen pulso.
  • Debes amar los retos.
  • Necesitas contar con mucha paciencia.

Consejos rápidos para construir maquetas paso a paso

A continuación, te ofrecemos algunos consejos interesantes y valiosos para construir tus primeras maquetas:

  • Busca un buen lugar para montar tu espacio de trabajo.
  • Prepara una mesa amplia, buena luz y con buena ventilación.
  • Lee bien las instrucciones de la maqueta.
  • Sigue paso a paso las instrucciones, montando las piezas en el orden indicado en las instrucciones.
  • Puedes pintar antes de armar la maqueta o después, prueba ambos estilos. Hay modelistas que prefieren pintar antes y otros después.

¿Cómo montar maquetas?

Ahora que has elegido el tipo de maqueta que quieres armar, conoces las herramientas que necesitas y que tienes tu espacio para el montaje es hora de empezar: 

Escalas

Antes de comprar la maqueta, debes elegir con cuidado las escalas. Estas dependerán del tipo de modelo que quieras armar, así como el vehículo y el espacio que tienes para mostrar tu colección. 

Ten presente que la escala es el tamaño que tendrá la maqueta con respecto al original, en el caso de las maquetas, esta estará reducida un número determinado de veces respecto a su tamaño original. Por ejemplo, una maqueta 1:100 quiere decir que una unidad de medida de la maqueta equivale a 100 en el modelo original.

Vehículos militares: las escalas comunes son 1/16; 1/35; 1/48 y 1/72.

Ferrocarriles: la escala más común es 1/87, además se emplean escalas 1/160, 1/43 y 1/220.

Aviones: son comunes las escalas 1/32, 1/48 y 1/72.

Barcos: las escalas comerciales son 1/700;1/350;1/100; 1/84 hasta 1/72.

Automóviles: se encuentras las escalas 1/18, 1/24, 1/43, 1/64 y 1/72.

Marcas

Ahora que conoces las escalas más comunes, debes elegir entre las mejores marcas que se presentan en el mercado:

Tamiya

Es una marca japonesa que comercializa escalas 1/35 y 1/48. Es bastante costosa, con muchos detalles y buen encaje.

Elige muy bien el kit, algunos de 1/35 son moldes antiguos y pueden presentar algunos problemas, pero son mejores que similares de otras marcas. Son ideales para principiantes porque tienen pocas piezas. Los modelos más nuevos tienen muchas piezas y no son aptos para novatos.

Airfix

Es una marca británica, comercializa escalas 1/72 y 1/76. Es muy económico, no tienen muchos detalles y sus kits antiguos son de poca calidad, pero los más nuevos son mejores. Es perfecto si vas a iniciarte en escalas pequeñas.

Italeri

Es una marca italiana que trabaja escalas 1/35 y 1/72. Su precio es relativamente accesible, sus modelos son detallados y el encaje es bueno, pero no perfecto. No es la mejor, sus modelos son resistentes y suele tener kits que otras no.

Revell

Tiene dos ramas, una alemana y otra estadounidense. Sus escalas son 1/35 y 1/72, sus modelos actuales tienen un buen encaje y son muy detallados. Tienen kits malos y kits buenos, por lo que debes elegir con cuidado, infórmate bien sobre el modelo que vas a comprar.

Trumpeter

Es una marca china, sus escalas son 1/16, 1/35 y 1/72. Es costosa, con buen detallado y encaje perfecto. Son excelentes maquetas, pero tienen muchas piezas y detalles, por lo que son complejas y difíciles de montar.

Si eres un principiante que ya ha montado varias maquetas, puedes animarte a comprar esta marca.

Hobby Boss

Es una marca chica con escalas 1/16, 1/35 y 1/72, sus maquetas son económicas, con detallado decente y buen encaje. Es una buena opción para principiantes, compra sus kits modernos, los más antiguos tienen problemas de encaje.

Dragon

Es otra marca china, comercializan la escala 1/35, es costosa, con muy buen detallado y encaje perfecto. Es una marca recomendable si ya tienes un tiempo como modelista.

Busca compañía

Lo mejor para montar muy buenas maquetas es buscar clubs de modelismo en tu zona. Sus miembros pueden orientarte y brindarte consejos sobre maquetas específicas. Esto también te permitirá asistir a exposiciones, comprar maquetas más económicas e incluso, de segunda mano de los asistentes.

Una maqueta de segunda mano es perfecta para empezar, en especial si tienes poco presupuesto.

Paciencia

Lo mencionamos antes, pero lo repetimos. Es el único talento que necesitas para ser un gran modelista. Con paciencia podrás cuidar los detalles de tu maqueta y mejorar tus habilidades. Solo con paciencia lograrás dar un perfecto acabado a tus modelos.

Construir maquetas necesita de cortar, preparar, lijar y pintar piezas pequeñas y grandes, aplicar varias capas de pintura, barniz y pegar cada pieza con cuidado. Cada uno de estos pasos requiere de tiempo, tanto para que la pintura como el pegamento sequen correctamente.

Abre la caja y comprueba las piezas

Ya que tienes tu maqueta, lo primero que debes hacer es abrir la caja, comprobar que las piezas y las instrucciones se encuentren completas. Este paso debes hacerlo con cuidado, porque las maquetas tienen muchas piezas y algunas son muy pequeñas. Si no eres muy atento, puedes perder alguna.

Estudia el esquema de montaje o plano

Los planos e instrucciones son tus mejores amigos. Examina con cuidado todas las piezas, compáralas con el plano y sepáralas de sus marcos según las fases de construcción. De esta forma podrás identificar piezas defectuosas o rotas que debas reparar o reemplazar.

Con esto podrás detectar las piezas adicionales que puedes o no colocar en tu maqueta para lograr diferentes configuraciones y acabados. Retira estas piezas, púlelas, elimina rebabas y guárdalas en bolsas o envases hasta el momento del montaje. Si no vas a utilizarlas, guárdalas para decorar alguna peana u otra maqueta.

Pegamento

Las maquetas de plástico necesitan pegamento especial para este material. Tamiya incluye en sus kits accesorios pegamentos UHU, Revell ofrece su propia marca, por lo que no te equivocarás.

Si son maquetas de metal o resina, debes utilizar ciano. Para maquetas de madera, necesitarás pegamento especial para maquetas.

Ten a mano todas las herramientas

Antes de construir una maqueta, debes tener todas las herramientas necesarias para el proceso. 

Libera las piezas

Las piezas vienen en marcos de plástico, están precortadas y con empujarlas deben salir, pero esto puede deformar y dañar la pieza, por eso es mejor cortarlas con un cutter muy afilado. Elimina las rebabas con lijas y deja la pieza lista para el montaje.

Sigue la secuencia lógica de montaje

Sigue las instrucciones según las fases que allí se indican. Mientras las piezas de la fase 1 se pegan, puedes trabajar la fase 2 y así sucesivamente. Puedes seguir estos pasos para el proceso de pintado.

Aunque utilices pegamento de secado rápido debes dejar reposar el conjunto por unas horas para asegurar una unión perfecta.

Si pegas piezas equivocadas y el pegamento aún no está seco, solo debes desmontar la pieza, espera que seque el pegamento, lija y listo. Si el pegamento está seco, utiliza diluyente o una gota del mismo pegamento para separar la pieza sin daños.

Comprueba el encaje de las piezas

Una vez listas las piezas, comprueba su encaje. Si encuentras agujeros rellénalos con masilla, la mejor es la comercializada por las marcas Revell o Tamiya. Pega las piezas, deja secar, lija y lima para quitar las rebabas y disimular la unión y el pegamento entre las piezas.

No insistas en los errores

Esto debes tenerlo siempre presente, en ocasiones, por tratar de reparar un error puedes dañar toda la pieza. Es mejor aceptarlo y obtener un acabado óptimo que dañar irreparablemente la maqueta.

Imprimación

Una vez terminado el montaje, debes utilizar un cepillo de dientes, jabón y agua tibia para eliminar cualquier resto de masilla, polvo y grasa de tus dedos.

En este punto toca imprimar tu maqueta para prepararla para la pintura. La imprimación es una capa de pintura base que ayuda a fijar la pintura principal y le da un acabado especial. Por ejemplo, un color blanco o gris claro es ideal para una maqueta brillante, una imprimación en negro es ideal para acabados más apagados o piezas de metal.

La imprimación puedes realizarla con pincel, pero también las venden en envases de spray. Los colores disponibles son blanco, gris o negro.

Pintura

Este proceso puedes realizarlo con pinceles o con aerógrafo, de tu habilidad y gusto dependerá la herramienta que desees utilizar.

Al finalizar el proceso de imprimación, es hora de enmascarar. Aplica la cinta en los lugares donde no quieras que queden manchas de pintura o quieras pintar de otro color. También puedes comprar líquido para enmascarar para proteger partes más pequeñas.

Existen otros consejos a seguir para el proceso de pintura, pero dependerán de si pintas con pincel o con aerógrafo, si vas a pintar camuflados u otros detalles especiales.

Al terminar puedes aplicar selladores y barniz para resaltar algunas zonas y proteger el trabajo de pintura.

¿Cómo montar maquetas de automóviles?

Cada tipo de maqueta requieren de diferentes habilidades y consejos específicos, en este caso, te explicaremos los necesarios para montar una maqueta de un automóvil.

Desarma las piezas

Despieza cada una de las partes y estúdialas. Identifica las piezas que pertenecen al interior, la suspensión y el motor. Si la maqueta permite dejar el motor visible al dejar el capó abierto debes empezar por esta pieza.

Empieza el montaje

Siguiendo el esquema indicado, construye el interior del vehículo. Pega los asientos y otros elementos con pegamento líquido. Aplícalo con cuidado para que no arruine el plástico.

Le seguirán las piezas que corresponden al salpicadero, píntalo antes de pegarlo, si no lo haces, será imposible hacerlo una vez armado. Los colores para pintar esta zona son el blanco, negro mate o aluminio. Debes tener en cuenta que el pegamento no actúa en zonas pintadas, por lo que debes limar la zona antes de aplicar el pegamento.

Mientras dejas secar todo, puedes trabajar con los cristales del automóvil. Pega las piezas con pegamento de cianocrilato. Hazlo con precaución, porque puedes manchar el plástico si lo aplicas en exceso.

Pega los bajos del automóvil. Corta y prepara las piezas y colócalas en su lugar. Recuerda lijar y limpiar para que cualquier rebaba desaparezca. Si la pieza es muy pequeña, raspa con una cuchilla.

Suspensión

Es necesario que construyas muy bien la suspensión para que las ruedas apoyen bien. Para hacerlo debes tener mucha precaución y siempre deben de comprobar la simetría y equilibrio antes y después de pegar cada pieza.

Une las piezas con cuidado, utiliza pegamento époxy o cianocrilato para una mayor resistencia, recuerda que esta parte soportará el peso de la maqueta.

En algunas maquetas estas partes son móviles, es decir, tienen ruedas que giran libremente o cuentan con dirección. Esto no aporta muchas ventajas y si no quieres cometer errores o se te dificulta el montaje, lo mejor es fijarlas.

Neumáticos

Los neumáticos pueden tener en su centro la marca de unión de las dos mitades del molde. Estas rebabas pueden desequilibrar las maquetas. Retira las rebabas con ayuda de una lima o cuchillo, incluso si estropeas un poco el dibujo de los neumáticos.

Al terminar el montaje del chasis del vehículo, procede a pintarlo. Una vez que esté listo y seco, déjalo toda una noche secando, refuerza los puntos débiles con pegamento. Procede a pintar la parte interior del vehículo, no pegues las piezas pequeñas todavía, como cristales de faros, retrovisores y limpiaparabrisas.

Encaja con cuidado el chasis y la carrocería, sin forzar. Ambas partes deben unirse con pegamento líquido, el cual debes aplicar con un pincel de buena calidad.

Utiliza gomas elásticas para fijar la unión en cada uno de sus lados. Al terminar, lija la unión y cualquier exceso de pegamento.

Pinta el chasis, carrocería, ruedas y piezas pequeñas. Una vez listo, procede a pegar. Las últimas piezas a colocar serán los faros transparentes y las calcomanías. Lo último que debes pegar son los neumáticos.

¿Cómo montar una maqueta de motocicleta?

Montar una maqueta de motocicleta puede parecer sencillo, pero la verdad es que presentan un poco de dificultad. Lo primero es desprender las piezas y estudiarlas, aparta aquellas que pertenecen a la suspensión, al motor y a la carrocería.

Despiece

Saca de la caja cada pieza de la maqueta. Separa del marco de inyección las piezas conforme las necesites para armarlas. Elimina las rebabas para asegurar un buen encaje entre las piezas.

Pinta cada pieza antes de pegarlas, porque una vez armadas será imposible alcanzarlas con el pincel y el acabado que puedas darles será deficiente.

Ten presente que el pegamento no actúa sobre la capa de pintura, deberás rascarla con ayuda de una lima antes de aplicar el pegamento y unir ambas piezas.

Esto también aplica para las piezas cromadas, debes raspar las zonas para unirlas con pegamento.

Motor

Es lo primero que debes construir en este tipo de maquetas. Mientras se esté secando puedes proceder a realizar el montaje del eje delantero y la rueda trasera. Comprueba la unión de cada pieza antes de untar el pegamento.

Neumáticos

Como en los automóviles, los neumáticos de las motocicletas pueden tener en el centro la marca de unión del molde. Esta debes retirarla con una lija o cuchilla. Si se estropea el dibujo de los neumáticos, puedes marcarlo de nuevo con ayuda de algunas técnicas. 

Chasis

Pinta y une las piezas que forman el chasis de la motocicleta al motor, la transmisión y otros accesorios. Primero debes unir las piezas que forman el eje delantero y la rueda trasera al chasis. Utiliza pegamentos resistentes como cianocrilato o époxy.

Toma ciertas precauciones al montar la suspensión, muelles y neumáticos. Debes comprobar su simetría antes y después de pegar las piezas para corregir cualquier error.

Si la maqueta tiene partes móviles, como la dirección o la cadena, puedes pegarlas si consideras que te dan muchos problemas.

Cuando se haya terminado el montaje el chasis de la motocicleta con todos sus elementos se debe dejar secar bien, por lo menos toda una noche, antes de manipularlo de nuevo y nunca estará de más reforzar los puntos críticos o débiles con una gota de cianocrilato.

Carenado

Prepara las piezas del carenado o carrocería de la motocicleta. Todas deben estar ya pintadas y listas. Encájalas al chasis con cuidado para no forzar o dañar las piezas.

Las últimas piezas que debes pegar son las más pequeñas, como retrovisores, cristal de faros y luces. Hazlo con pegamento blanco. Por último, aplica las pegatinas.

¿Cómo montar maquetas de avión?

Las maquetas de aviones son unas de las más complicadas que existen y como todas, su dificultad se incrementa según el número de piezas que incluya el modelo.

Despiece

Saca de la caja los árboles de inyección y separa las piezas. Elimina las rebabas y prueba a realizar un montaje en seco de las piezas principales para descartar problemas de ensamblaje.

Lo primero que debes montar es el fuselaje, por lo general está compuesto por dos semifuselajes.

Antes de empezar con el montaje, evaluar qué piezas van en el interior del fuselaje, como la carlinga del piloto, las armas como ametralladoras y bodega de bombas, la rueda de cola y el tren de aterrizaje. Incluye las piezas de los pilotos si así lo deseas, aunque muchos modelistas las evitan.

Todas estas piezas deben ser preparadas, es decir, cortadas, lijadas, pegadas y pintadas antes de terminar con el fuselaje, pues una vez lo cierres, no podrán ser pintadas ni modificadas de alguna manera.

Al finalizar con las piezas, debes pegar las secciones de fuselaje, cuida que cada una se encuentren en su correcta posición para que ambas mitades queden perfectas.

Para que ambas mitades del fuselaje queden centradas puedes fijarlas con gomas elásticas, pinzas o cualquier otro sistema que las mantenga unidas. Cuando las piezas estén perfectamente centradas aplica un poco de pegamento líquido en la línea de unión. Deja secar bien y listo.

Morro

Algunos modelos requieren de lastre en el morro para que no caigan sobre la cola. Esto puedes lograrlo con unos perdigones o plomo untados con pegamento époxy o unidos con masilla.

Si el morro es acristalado, puedes dar forma al plomo y a la masilla para pegarla a cualquier parte de la estructura, como la ametralladora, asiento del ametrallador o al visor de bombardeo.

Alas

Mientras se seca el fuselaje, pasa a las alas. Esta es una parte muy importante y muy delicada. Por lo general están bien formadas, sin embargo, el punto de contacto con el fuselaje debe ser perfecto, de lo contrario el modelo podría terminar deformado. 

Cuando armes las alas, que pueden estar formadas por dos mitades o más partes, debes reforzar las uniones en los bordes con algo de pegamento líquido.

Para unir las alas al fuselaje debes untar ambas superficies con suficiente pegamento líquido. Luego de comprobar la unión, mantén las alas presionadas por unos instantes.

En algunos casos habrán muescas o marcas en la estructura para encajar la pieza en la posición perfecta. Si no es así, debes prestar atención a la hora de realizar el montaje.

Las alas de los aviones presentan un ángulo conocido como diedro justo en el punto de contacto con el fuselaje. Este se nota en la vista frontal del modelo y es una característica específica para cada tipo de avión.

Durante el montaje puedes dañar este ángulo con una gota de pegamento de más o un fallo en la unión, si esto ocurre, repáralo inmediatamente.

Cola

Una vez que las alas y el fuselaje se encuentren listos es hora de montar los planos de profundidad de la cola. Estos son tan delicados con las alas, debes ser muy atento con la perpendicularidad y la posición de los mismos en relación a las alas.

Piezas pequeñas

Deja secar bien las alas y la cola del avión y procede a pegar las demás piezas de la maqueta. Corta y afina cada pieza y colócalas en su lugar. Repasa cada corte con lija para eliminar las rebabas y el plástico extra del marco.

Una vez montado el avión, procede a lijarlo para retirar el pegamento extra. Comprueba que las piezas encajen bien.

Tren de aterrizaje

El tren de aterrizaje suele estar formado por varias piezas, las cuales son pequeñas y frágiles, por lo que debes manipularlas con mucho cuidado.

Las ruedas del tren principal suelen estar formadas por una sola pieza o en dos mitades que deben ser unidas. Los modelos de mayor tamaño suelen tener las ruedas unidas a un buje central sobre el que se coloca una cubierta de plástico blando o goma.

Une las piezas que forman el tren de aterrizaje con cuidado. Emplea pegamentos como el cianocrilato o el époxy para mayor resistencia. Estas deben quedar centradas, simétricas y a la misma altura. Esto vale para las ruedas, patas y compuertas del tren de aterrizaje.

No pegues las piezas pequeñas y delicadas o podrían romperse con el enmasillado y lijado.

Al completar el montaje, debes dejarlo secar, por lo menos durante 12 horas. Déjalo secar sobre una superficie nivelada. Pasado el tiempo, enmasilla las partes que lo necesiten, como la unión entre los fuselajes, la unión de alas y alerones, morro, cabina, bordes de las alas y más. 

Deja secar una hora y procede a lijar con lija de grano medio y termina con una de grano muy fino. Si encuentras zonas difíciles de alcanzar con la lija, puedes pasar un pincel de cerda dura mojada en acetona para modelarlas.

Armamento

Una vez terminadas las piezas solo debes pintar y colocar las pegatinas. 

¿Cómo montar la maqueta de un barco?

Los modelos de barcos pueden ser de madera o de plástico y el proceso de montaje suele ser un poco complejo. Los modelos de madera son los más tradicionales y los preferidos de la gran mayoría de los modelistas a tal punto que las maquetas de plástico y resina reciben un fuerte rechazo.

A la hora de armar una maqueta naval, debes desplegar las piezas y estudiarlas con cuidado. Identifica cada una, en especial las opcionales, así sabrás que elementos conforman el modelo original.

Sea una maqueta de madera o de plástico, debes tener cuidado al separarlas de sus marcos o árboles de inyección. Por lo general necesitarán de lijado y de corte de rebabas.

Realiza un montaje en seco, une las piezas antes de pegarlas para comprobar que todo está en orden y no hay problemas de encaje.

Casco

Empieza a construir el casco, este suele venir formado por dos semicascos cortados vertical y longitudinalmente. Únelos con papel adhesivo a lo largo de la quilla, codaste y roda y aplica pegamento.

Aplica con un pincel pegamento liquido en las uniones internas y externas del casco. No retires la cinta adhesiva hasta que estés seguro que el casco está bien pegado.

El casco merece especial atención en maquetas con cascos de gran tamaño, de entre 40 a 50 cm de largo. En estos casos debes comprobar que los semicascos no tienen deformaciones, si los tienes, debes utilizar un refuerzo interno, puedes fabricarlos con trozos de los marcos de plástico cortados en forma de T, de esta forma mantendrán el casco con la forma deseada.

A partir de este punto, los pasos de montaje variarán entre si se trata de un barco antiguo o uno nuevo:

Barcos antiguos

Este tipo de barcos suelen tener dos cubiertas. Una de baterías que incluye sistema ofensivo y defensivo y la cubierta superior, ambas se conectan por medio de escotillas y escaleras.

Cuando termines el casco debes revisar las piezas que van en la parte inferior. Estas debes pintarlas antes de pegarlas en su lugar, ya que la cubierta superior te cerrará el paso.

Terminada la cubierta inferior debes pasar a la superior, en ella encontrarás el armamento, la superestructura, chalupas, lanchas, aparejos, espejos de popa y proa, los palos, velas y jarcias.

Todas las piezas, o la mayoría, deben ir previamente pintadas. Otras, al ser accesorios, puedes pintarlas y colocarlas después del montaje.

Los palos no son difíciles de armar, solo debes montarlos bien y comprobar que queden perpendiculares a la cubierta, con excepción aquellos que deben ir inclinados.

Jarcias

Las jarcias son el complejo de cabos que permiten controlar las velas. Son un conjunto de hilos, troquelados tipo red. Debes cortarlas según las instrucciones. En las jarcias encontrarás obenques, estays, cabos fijos y burdas. Las piezas de maniobra se dejan en color claro porque simulan cuerdas de cáñamo y las jarcias en color negro, para simular el alquitrán con el que estaban protegidas del mar.

Para reproducir estos conjuntos de cabos y tensarlos adecuadamente debes perforar la vigota, insertar la jarcia y sostenerla con una gota de pegamento époxy. Mantenlo fijo con pinzas o con cinta adhesiva, cuando este fijo, corta el exceso de cuerda.

Velas

Las velas vienen en la maqueta como una hoja de plástico amarillento, con relieve para simular velas hinchadas por el viento.

Es necesario contar con velas plegadas y otras desplegadas para dar mayor realismo a la maqueta. Observa ilustraciones para organizar las velas en la mejor posición. En tus primeras maquetas puedes usar estas piezas, pero cuando tengas habilidad, puedes sustituirlas por velas de tela.

Barcos modernos

Requieren menos trabajos porque carecen de palos, velas y jarcias. Solo necesitas trabajar el acabado. Para completar la parte interna del casco y os puentes debes pintar, pegar y trabajar desde la parte más interna hasta la más externa.

Piezas móviles

En este tipo de barcos existen piezas móviles, como torres o cañones, pero si te dan problemas o afectan al acabado, puedes pegarlas. En este caso, puedes elegir según la peana que quieres montar para el barco o bien, el acabado que deseas mantener. Si simulas una situación de ataque, coloca los cañones en posición de tiro y orientados, a babor o estribor. Si quieres que el barco esté fondeado, coloca los cañones trincados a crujía y a menudo con la boca de fuego tapada.

Acorazado

En el caso de los barcos de guerra, debes cuidar la simetría en todos los detalles. Si existen dos cañones o dos ametralladoras, estos deben estar perfectamente alineados y paralelos.

Los detalles pequeños pueden quedar mal en plástico, puedes obviarlos o sustituirlos por otras que sí respeten la escala. Debes sustituir las antenas de radar, palos y estructuras con hilos de plástico de espesor adecuado. Puedes tomar como referencia las piezas de las maquetas. 

¿Cómo montar la maqueta de un carro de combate?

Los carros de combate tienen un proceso de montaje similar al de los vehículos. Lo primero es desplegar las piezas y estudiarlas.

Realiza un montaje en seco de las piezas principales para comprobar que todas las piezas están en orden y no hay problemas de encaje.

Empieza por el chasis, algunos tienen un espacio para llevar un motor eléctrico y por eso incluyen ranuras. Si no vas a colocar ningún motor, tapa los agujeros con trozos de plástico y masilla.

Tren de rodaje

En el chasis monta el tren de rodaje, este esta formados por ruedas de diferentes formas y tamaños: ruedas tractoras, ruedas tensoras y rodillos. En los modelos reales las ruedas son metálicas y otras llevan cobertura de caucho. Para dar un buen acabado lija para redondear los bordes. Algunos modelos permiten dejar el tren móvil, aunque puedes dejarlo así, lo más recomendable es dejar las piezas fijas.

Pinta el tren de rodaje y su parte del chasis antes del montaje, porque quedarán zonas de difícil acceso para el pincel.

Los trenes de rodaje deben quedar equilibrados y paralelos, esto te permitirá instalar con comodidad las cadenas de rodaje y evitará daños en el acabado de tu maqueta.

Torreta

Mientras se seca el tren de rodaje y el chasis puedes construir la torreta del carro de combate. Por lo general, las piezas que forman el cañón y la torreta son móviles y tienen el mismo radio de giro que el vehículo original.

Cañón

Las bocas de las ametralladoras, cañones y armas son macizas, por lo que debes ahuecarlas para darles un aspecto de profundidad, para esto puedes usar una broca o un cuchillo.

Una vez montada la torreta, puedes añadir los detalles, como periscopios, cajas de herramientas, escotillas y más. Estas últimas puedes dejarlas cerradas o dejarlas abiertas e incluir una figura de las que acompañan a la maqueta.

Interior

Si dejarás las escotillas abiertas, debes construir el interior. Los fabricantes no suministran las piezas para los interiores. La dificultad es elevada, apto para maquetistas expertos.

Accesorios

Trabaja las diferentes piezas y accesorios que van sobre la caja del vehículo de combate. Estas son ruedas de repuesto, cajas de herramientas, luces, cables, entre otras. Estos accesorios deben ser lijados, pegados, cortados y pintados tal y como indica el plano.

Una vez terminado este proceso debes encajar la caja del carro de combate con el chasis. Si existe algún problema de deformación, esta unión se puede estropear, puedes resolverlo con lija y masilla.

Para esta unión debes utilizar pegamento tipo époxy o cianocrilato, esto te dará una unión más fuerte.

Esta unión debes hacerla después de haber pegado las cadenas, o será imposible colocarlas.

Cadenas

Las cadenas están formadas por una única pieza de goma, con un sistema de anclaje compuesto de pivotes macho-hembra o similar. Si esto es así, debes crear un punto de unión con calor. Basta con calentar la punta de un clavo y tocar con él los dos extremos a unir. Refuerza la unión con cianocrilato.

Un problema común es que la cadena quede larga o corta, puedes arreglarlo cortando o agregando eslabones. Para hacerlo necesitarás la cadena de otra maqueta para conseguir eslabones extras.

Las maquetas de mayor tamaño tienen eslabones sueltos que nos permiten construir los eslabones, solo debes unirlos con pegamento de cianocrilato siguiendo la forma de las ruedas.

Cuando estén listas las cadenas, solo debes montarlas, sin forzar los ejes o podrías dañarlos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contenidos
Más que podría interesarte

Más como esto

No se ha encontrado ningún schema.